QUE BELLO FUE MIRARTE A LO LEJOS

Entre pero el miedo, los nervios y mi notable estupidez que incrementa cuando estas cerca no me dejaron continuar, solo me quede ahí quieta, temblando, con las manos sudorosas, las pupilas dilatadas mirándote a lo lejos, escuchando como deleitabas a mis sentidos, como con solo mirarte mis pupilas se dilataron, como el escuchar tu jazz me creo una sensación de calma y paz, pero no puedo controlarme cuando te veo cerca me vuelvo mas estúpida torpe de lo normal, no puedo controlarme, mis manos tiemblan, y se llenan de sudor inconscientemente mi cerebro no funciona adecuadamente comienzo a ponerme nerviosa y eso solo hace que mi lenguaje sea cada vez mas torpe.


Asistí a tu concierto  pero mis sentidos no me dejaron continuar solo puedo decir . "Que bello fue mirarte a lo lejos, que bello fue volverte a ver, que hermoso fue volver a ser tu espectadora . . . "
a lo lejos, distante, callada, con sonrisas estúpidas y pensamientos maniáticos, que bien te mirabas esa camisa azul te queda muy bien... y pues bien aquí tienes a otra idiota enamorada, obsesionada que solo quiere volver a amanecer a tu lado, que sueña con eso pero evidentemente no soy de tu agrado.
Perdón pero solo estando ebria puedo soportar estos nervios y mirarte de frente porque querido extraño estando sobria los nervios y miedo me invaden, me gustas tanto que no puedo.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Encuentro con lobos / Fernando Leal Galaviz

...

La experiencia Starbucks