y cuanta razón tenia YO NO SOY IGUAL

RECUERDO QUE CUANDO ERA NIÑA LOS OTROS NIÑOS ERAN MUY GROSEROS CONMIGO Y SIEMPRE LES QUERÍA PEGAR O REGRESAR SUS GROSERÍAS PERO MI TÍO SIEMPRE ESTUVO PRESENTE PARA DECIRME NO LO HAGAS, TU NO ERES IGUAL.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Encuentro con lobos / Fernando Leal Galaviz

La experiencia Starbucks

Las enseñanzas de Don Juan una forma Yaki de conocimiento