Bienvenidos al constante acoso en las calles de Toluca

Hace mucho que no escribo aquí, pero en ocasiones es necesario liberarnos de algunas cargas mediante la redacción, eso ayuda a mejorar como personas y evita que siga con este peso emocional que me presiona y hace decaer.
Esta semana ha estado llena de sentimientos encontrados y situaciones que me han obligado a recordar acontecimientos pasados; asaltos, amenazas, soledad ... Miedo; Ese miedo que tenia mucho sin sentir el saber que en cualquier momento una persona vendrá y echara a bajo todo el trabajo que psicólogos, amigos y familia han tenido que reconstruir, me ha costado volver a vivir normalmente, no puedo seguir con la angustia y temor creciente que me tiene enclaustrada en mi casa, esas miradas que quieren algo mas que tus cosas materiales, me los volví a topar hoy, estando sola no puedes hacer mucho y de ante mano sabes que gritar o llorar no ayudara ni mucho menos hará que ellos se detengan.
Y es que realmente me pesa mucho vivir en un lugar donde todos los días tengo que lidiar con molestos comentarios machistas y humillantes en la calle, con esos comentarios que hacen que me cubra de pies a cabeza, miradas que me ven con morbo, personas que se acercan de mas y claro que corro en cuanto esto pasa no quisiera ni de broma volver a pasar por otro asalto, tener que caminar con la cabeza abajo, con auriculares a máximo volumen para no escuchar mas de esos tipos que me llenan de asco y perturban mi mente, intento llegar integra a la facultad todos los días y a casa devastada no se me hace justo que yo este mejorando no solo como ciudadano ¡COMO SER HUMANO! estos tipos vengan a hacerme sentir mal por no poder partiles la cara, claro que lo podría hacer porque ganas no me faltan, lo que me sobra es miedo . . . el miedo me ha tenido cegada, triste, apática.
Bienvenidas a las calles de Toluca donde el acoso se vive todos los días, he estado en otros lugares Monterrey, Guanajuato ,Queretaro,Chiapas,Oaxaca,Puebla, Zacatecas, Tlaxcala, Nayarit, Ixtapa y en todos estos sola sin familia, acompañada de amigos claro pero he caminado sola sin sentir miedo, he transitado por las noches "sola" mientras me esperan mis compañeros en el hotel, museos, restaurantes, bares etc. ... Y disfrute caminar sintiéndome segura, sin miedo, logré saborear lo que se siente caminar con la cara en alto.
Por desgracia mi tiempo de estancia es muy breve, por mucho han sido 7 días, quisiera poder caminar con esa misma seguridad por las calles que rodean mi entorno, mi casa, escuela y en general MI PERSONA.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Encuentro con lobos / Fernando Leal Galaviz

HEY!

Estoy por iniciar uno de mis más grandes sueños, ¡ESTUDIAR EN EL EXTRANJERO!