FIGURACIONES MÍAS / FERNANDO SAVATER


El autor de este libro habla de  la esencia del hombre y la educación mediante información empírica y conceptual, así como el poder desarrollar una visión crítica que nos permita pensar.
Comenzare por los aspectos contextuales del libro; el autor es Fernando Savater, filósofo y escritor Español, destacado en el campo del periodismo y ensayo,  la casa editorial a la que se fió es Ariel que cuenta con una excelente reputación para los escritores de su tipo, desde 1942 se especializa en publicar libros cuya temática sea ensayo, edición académica y divulgación cultural. Savater es uno de sus favoritos escritores, terminado de imprimir en 2013 es un libro joven que ha sido acogido de buena manera por el público de habla hispana porque en su contenido refleja la realidad que vivimos en la actualidad haciendo retrospectiva a los grandes filósofos y escritores que marcaron no sólo una género literario sino toda una época y momento histórico.
El libro narra una percepción del pensamiento, educación y convivencia social tomando como tema central la ética, haciendo una crítica del poder de la palabra escrita, se divide en tres partes las cuales tienen un orden cronológico que nos permiten entender todo el contenido mediante una urdimbre  haciendo alusión a  autores y filósofos destacados de cada época de los cuales el autor debe no sólo su inspiración para escribir,  también su forma de vida, esa elocuencia del verbo a la acción.
La primer parte denominada Admiraciones es el preámbulo a la esencia del libro en este apartado logre identificar (con cierta dificultad he de confesar) su estilo, que como en el prólogo da a entender; un buen escritor tiene que tener brevedad y estilo, pues en palabras de Odo Maquiard dice “Esa voluntad de estilo que debemos al lector” (Savater, 2013) Como todo un gran filósofo y escritor se toma su papel muy enserio poniendo en tela de juicio su deontología como estandarte de lo que escribe y como lo escribe para lograr hacer la realidad más soportable.
Se saborea fluidez en su redacción, las palabras que cuidadosamente ensambla para lograr el texto más digerible sin tantos tecnicismos pero si preocupándose por darle los términos adecuados a cada cosa, el poder descubrir palabras nuevas para conocer su significado mediante la adecuada articulación del texto.
En este apartado también se hace hincapié a los valores que nos distinguen como humanos, tales como la veracidad, la modestia y el amor. Los derechos humanos también juegan un papel primordial en el contenido, el poder defender nuestra posición ante las adversidades para evitar caer en la mediocridad de escudarnos tras los obstáculos.
Digo que este es el preámbulo pues aquí encontramos la esencia de su personalidad  en estas primeras 71 paginas describe a sus autores favoritos para exponer por qué lo son, el cómo logra proyectar mediante ellos su pensamiento, escritura y forma de vida  desde Shakespeare, Nietzsche, Cioran, Badburry solo por nombrar a algunos, para dar paso a la secuencia del libro y lograr tener una base que nos permita identificar su filosofía.
“La dificultad de educar” es la esencia del libro, es aquí donde despierta el lado crítico ayuda a ampliar horizontes para ver a la educación como un medio para mejorar como ser humano sin perseguir fines materiales, en este apartado se contempla mejor la idea central del libro: La dificultad de pensar a través de los años por estar sometidos a rigurosos sistemas educativos que ven al ciudadano como una fuerza de trabajo a largo plazo. Su estilo conceptual se centra en Octavio Paz y Marta Nussbaum, por ser escritores que creen que “La educación es el humanismo y debe ser orientada a la formación cívica y no sólo a la adquisición de destrezas laborales, pues educar no es sólo prepara empleados sino ante todo ciudadanos e incluso personas plenas y conscientemente humanas, porque educar es cultivar la humanidad” (Savater, 2013)
La médula del libro y este apartado en especial se centra en la constante contrariedad de poder educar a masas  porque el sistema adoptado exige empleados empaquetados que perciban al estudio sin el poder del pensar, sólo como medio para conseguir bienes materiales, en esencia un buen empleo o un mejor salario. Pues hoy en día lo que menos se tiene es importancia de brindar educación ética para cada persona, pues al quitarle la capacidad de pensar directamente se está afectando a su capacidad de ser humano. Haciendo analogías sobre los que ve, vive y lo rodea logra con ayuda de otros autores dar a entender su idea mejor.
El último apartado del libro hace una análisis entre la escritura y la era digital, con tantos adelantos tecnológicos que hemos sido participes estamos envueltos en una red infinita “Internet” cuya enormidad nos dejó perplejos,  parecemos haber perdido la empatía y percepción de la realidad, pues hoy en día los temas referentes a filosofía, letras, cultura y ética se han ido desvaneciendo por la decadencia del arte mismo, vivimos controlados por quienes nos educan y tienen el control de establecer que rol vamos a jugar dentro del mundo real. El autor como despedida redacta un llamado por hacer despertar a una generación de amantes del internet que cada vez son menos consientes de los contenidos que realizan invitándolos a despertar la capacidad de pensar.
Para concluir, no quiero elogiar al autor porque mi modestia me lo impide, pero declaro que es un libro digno de leerse más de una vez, para lograr entender un fragmento de Savater no como escritor ni filósofo, sino como ser humano, su estilo irreverente y razonable para hablar de realidades o hechos históricos tuvo una compenetración en mi persona. Y logro como su portada lo anticipa: No sólo el gozo de leer y el riesgo de pensar,  también volvió a despertar el apetito por escribir.

Un autor crudo con la verdad, certero con lo que escribe cuyo carácter pesimista y nihilista ha logrado destacar en este libro el alma del ser humano y el despertar de su espíritu revolucionario para permitirle pensar.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Encuentro con lobos / Fernando Leal Galaviz

La experiencia Starbucks

Las enseñanzas de Don Juan una forma Yaki de conocimiento