Las estrellas se pueden mirar desde la cloaca más putrefacta.

Fueron meses oscuros en los cuales llegue a tocar fondo los días de excesos y hastió lograron hacerme aun más mediocre de lo que suelo ser normalmente.
Comencé este 2017 con dos días de memoria perdida, la humillación publica me ayudo a ver que me encontraba en la cloaca y no precisamente mirando las estrellas.



De todas las cosas que he hecho esta fue la peor nunca he mantenido buena relación con mis parientes hablando en general, sí mi pequeña familia esta bien hablo de padre madre y hermanas con ellos la situación aunque siempre turbulenta se encuentra equilibrada sin embargo las cosas con los demás miembros siempre se tornaron hostil esos comentarios molestos que he escuchado toda mi vida se fundieron en un día y vomitaron sobre el notable exceso en fin no fue agradable volver a la casa de los abuelos con pésimas noticias dándole gusto a esos que siempre dudaron de mi intelecto y perspicacia deberán estar ufanos celebrando como he perdido todo, me siento herida por ver como gente tan cercana puede regocijarse en tu miseria...

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Encuentro con lobos / Fernando Leal Galaviz

HEY!

Estoy por iniciar uno de mis más grandes sueños, ¡ESTUDIAR EN EL EXTRANJERO!